Confesiones

Confieso que mi mente se ha hecho con el poder

que mis días de oscuridad han ocupado mi cama

teñido mis cabellos y preñado mis lágrimas.

 

Confieso que me he alejado de la deidad de mi alma

me he abandonado a la razón y por ello

mi cuerpo ha comenzado a sangrar estrellas rotas

dejándome la piel cuarteada… sin agua… ensalitrada.

 

Confieso que tengo mucho miedo de perderme 

miedo de no encontrar el camino para caminar

erguida sin cojear, coja sin torcerme.

 

Confieso, te confieso, que están siendo

días oscuros aunque sea capaz de pintarlos de nuevo.

 

Confesiones, estos retales de mí para ti

porque sólo tú sabes que la noche también amenaza tu día.

Me cubres con tus lunas y abrazas mi cuerpo menudo

que titila como la más diminuta estrella de nuestro firmamento maternal.

 

día 23: fase premenstrual (?)

Posted in: