Boletín #10: Especiario- Los hombres magníficos

Directo a los buzones. Viaja por la red el último boletín del año titulado Especiario: Los hombres magníficos 

¿Qué no sabéis quiénes son?

No me lo creo. 

Son esos hombres que, como nosotras, son diferentes a lo creado por las arcillosas manos de la cultura patriarcal (mainstream). Me he tirado a la piscina (últimamente estoy muy lanzá) y he escrito sobre mi relación con ellos y he dado algunas claves para valorarles como se merecen.

Os dejo aquí algunos pedacitos para ir abriendo boca:

“¿Qué es ser un chico-chico? Debe ser un macho alfa, un chulo piscinas intransigente que dice lo que dice sin pensar, atender, respetar primero a su intuición y  segundo a quien tiene enfrente, menos aún si es una mujer. Es un hombre que no llora, que siempre tiene una solución. Es aquel que disfruta peleando, fumando puros y metiendo billetes en los tangas de jovencitas ucranianas ¿Es eso? Porque de verdad que no lo tengo claro. Es terrorífico que ser un hombre (hombre- hombre) se relacione con actitudes, emociones y pensamientos ligados a la fuerza bruta, la crueldad, la acción irreflexiva, el sexo mecánico y la ausencia de ternura. Si os digo la verdad no conozco íntimamente a ningún hombre así ¡En serio! Es posible (es cierto) que teniendo de modelo de masculinidad un tipo como mi padre, nunca me haya sentido atraída por personajes de éstos. Mis amigos (que han sido más numerosos que amigas) no son así. Mis compañeros y amantes tampoco han sido así (aunque algún troglodita si que hubo. ¡Ojo! Los hombres de las cavernas eran más sensibles y de relaciones más armónicas que los caballeros del medievo) Yo les he visto llorar, les he sonado los mocos, les he ayudado a terminar poemas y, en no pocas ocasiones, les he tenido que poner las pilas en relaciones abusivas de ellas hacia ellos”

“[…] antes de ser padre, un niño aprende a ser madre. Pues el cuidado y el mimo de preservar la vida, la aprenden de su primera relación de amor, que es la que establecen con su madre. Es esta permeabilidad y esta preservación de lo aprendido de la madre, lo que intuyo, les hace alejarse del masculino estandarizado”

Si queréis leer del tirón las 6 páginas sobre este peculiar animal 😉 id a vuestro buzón y si no estáis suscritas, podéis hacerlo en este link

Mi primer hombre magnífico: mi aita (esa ratita shica soy yo)

Día 21: premenstrual y muy creativa

Posted in: