En un minuto, un año entero viviendo con el cáncer de mama

Yo no sé nada del cáncer de mama. Sé lo que todo el mundo puede saber teniendo internet y un poquito de curiosidad. Pero no sé nada más. Puedo utilizar la imaginación y sentir la angustia del impacto, de la noticia, del susto, de la ira. Pero sólo es fantasía. No me gusta hablar de aquello que no he experimentado. No me parece mal que otrx lo haga. Sólo que yo no me siento cómoda, me siento impostada. En mi familia cercana no ha habido ninguna mujer con cáncer de mama. Hace más o menos un año una mujer muy amada por mi madre vivió este trance. Sé muy poquito de su experiencia. Sé que fue fuerte aún en el dolor más punzante y sé que ahora ya no tiene cáncer. No quise saber más. No por insensible sino por exceso de sensibilidad. Alguien tenía que estar entera para mi madre. Siempre elijo el papel de “chica dura”. Anyway, el mes de octubre es el mes en el que todo el mundo habla de las mujeres y el cáncer de mama. Yo no quiero sumarme a la rueda porque toque. Eso no me gusta ni un pelo. Pero gracias a este mes de lacitos rosas en la solapa y frases bien, he conocido a Emily Heck.

Emily es la mujer de 29 años del video. Desde que supo que tenía cáncer de mama, el año pasado, ha ido escribiendo sobre su proceso en su blog. Me gusta mucho su enfoque y me siento afin a ella. A veces somos animalicos bobos y sólo nos dejamos tocar por mujeres que son muy similares a nosotras, que nos recuerdan que ellas podríamos ser nosotras.

En este video, de un minuto escaso, podemos ver cómo su cuerpo ha ido cambiando debido a los días de tratamiento. 

http://www.youtube.com/watch?v=3axx9mMQgLU

Creo que estas imágenes hablan mucho más de lo que cualquiera podría sobre este proceso tan íntimo y a la vez tan extendido. Por supuesto que ni aún leyéndola, ni aún escuchando el testimonio de una mujer que vive o ha vivido este proceso, podré comprender qué significa habitar tu cuerpo de este modo. Yo, que tengo miedo a la enfermedad, que tiemblo de sólo pensar en ello y que no sé porqué motivo tengo una salud de hierro sólo puedo callarme y aprender aquella lección que otras mujeres bravas tienen para mí. 

A todas vosotras, las que pegáis bocados a la vida, mi admiración más profunda.

Día 14: fase ovulatoria

Fuente: Belelú

Pic derechos de Designspiration

 

Posted in: