Parir un bebé así (Carta a las tías de la criatura)

¿Conocéis esa sensación de que se te salga el corazón por la boca? Sí, ¿verdad? Pues así estoy ahora mismo. Estoy atacada de los nervios. Pero no triste, ni nada de eso. Estoy feliz y también expectante. Hoy ha nacido mi bebé. Así llamo al nuevo proyecto por el que he estado semanas y semanas en mi cueva particular (aún sigo en ella).

Ha nacido la Colección 2013 de Cartas desde mi cuarto propio.

Pero no ha nacido del todo. Es un retoño que necesita de vosotras. Y he aquí donde me he puesto a temblar porque por primera vez en mi vida me abro a vosotras de este modo. Practicando lo que siempre digo: hemos de saber que cada acto entre nosotras cuenta. Ahora me aplico el cuento y suelto el control. Control sobre si será o no porque, en una buena parte, vosotras sois las que decidiréis. Sí, en realidad, siempre lo sois. Es una mentira gigante esa de que “no tengo jefas” porque os tengo a vosotras. Nooooo, tranquilas, sois mejores que mil jefas pero es que mi creatividad nace a través de vosotras, de vuestras palabras, necesidades, ideas, silencios y críticas. Y nace para vosotras. En esta ocasión he decido cerrar el círculo. Estaba pensando en hacer una preventa o en proponer micromecenazgo y opté por esta última. ¿Por qué? Porque confío en el mimo con el que cuidáis de este proyecto. Sí, sé que una no debería vincularse así, pero me da igual porque el vínculo se tejió hace tiempo. 

Estoy nerviosa porque no estoy acostumbrada a pedir apoyo ni soporte. Soy una tozuda que cree, ilusa, que es autosuficiente. Pues esta vez no. Esta vez estoy abriédome como vosotras lo hacéis conmigo en cada comentario e email. Vosotras me enseñaís la fortaleza de dejarse acompañar, así que este bebé es un bebé que necesita a sus tías. Es un bebé real, pues los bebés no sólo necesitan a sus madres. Necesitan a toooooda la comunidad.

No soy de frases navideñas. Yo soy una de esas locas que vive con el espíritu navideño a cuestas tooodo el año por eso digo alto y claro que: estas navidades no necesito nada. Sólo lo que me dais cada día, vuestro mimo y complicidad. Os prometo seguir encerrándome para crear desde la autoconfianza, la salvaje locura y el ingenio. Prometo teneros siempre, siempre en mi cabeza porque es vuestra presencia la que me permite gestar criaturas tan increíbles como ésta.

Aquí tenéis el video presentación del bebé:

https://vimeo.com/81417056

Y aquí tenéis a la preciosa criatura

NOTA: Durante los 40 días de la campaña seré pesada con mi retoño. Mucho. Pero es que este bebé tiene que nacer en tinta y papel. ¡Sus titas y yo lo conseguiremos!

Día 4: transitando a preovulatoria

 

Pic: la súper portada del libro hecha por la gran Sara Fratini

Posted in: