Tu postura dice cómo está tu cuerpo y ¡tu útero!- 1ª parte

Entrevista a Mónica Vidal, osteópata

Cansada de ser siempre yo la que os cuente qué nos ocurre cuando menstruamos, ovulamos y demás, decidí pararme a escuchar a otras mujeres que saben un montón y que, desde su especialidad, nos pueden ayudar y acompañar. Por ello me lancé a entrevistar a Mónica Vidal, mi osteópata, la mujer que me acompaña en la gran aventura de ponerme en mi sitio (poner mi cuerpo en su sitio, que es lo mismo). Nos sentamos en la terracita del Somewhere Café (lugar del que no salgo y al que llevo a todas mis citas) y comenzamos a charlar. Fueron 50 minutos intensos en los que aprendí mucho, mucho. Os los traigo aquí en 2 partes. Hoy vamos con la primera.

E. Mónica ¿Quién eres tú? ¿Te presentas un poquito?

M. [Sonríe] Soy Mónica Vidal. Osteópata y fisioterapeuta, hace 6 años que acabé Osteopatía y me sigo formando porque en Osteopatía no puedes parar de formarte y ahora me estoy especializando en mujer en sus diferentes fases como son el embarazo, el postparto y también de la menstruación.

E. ¡Empiezo a preguntar! Primero, para ubicarnos ¿Qué relación estableces tú entre la Osteopatía, el ciclo menstrual y los posibles dolores de regla? 

M. En la osteopatía hablamos a nivel de 3 aspectos. La osteopatía siempre relaciona 3 aspectos del cuerpo, por esto la llamamos terapia holística. Son 3 dimensiones: La parte mecánica, la parte fluídica y la parte del sistema nervioso, que bien puede ser la parte pura de éste o bien la parte emocional. Cuando tratamos cualquier problema en cualquier persona, siempre hemos que mirar estas 3 dimensiones y averiguar dónde está el problema, si es un problema específico, o hacer que las 3 partes funcionen de la mejor manera posible. Éste es el objetivo de cualquier tratamiento osteopático.

En el caso de la menstruación, el dolor menstrual puede ser por un problema puramente mecánico. Como el útero está sujero por los ligamentos a los huesos de la pelvis, si hay un bloqueo en los huesos de la pelvis o hay tensión en estos ligamentos, el funcionamiento del útero no será correcto y puede producir dolores. Por ejemplo, cuando nos dan dolores justo antes de que nos vaya a venir la regla. Esto es poque el útero está lleno de sangre con las paredes super gruesas con lo que pesa más por gravedad y baja, entonces tira de los ligamentos y nos duele la lumbar. Esto es muy típico. Es un ejemplo donde lo más mecánico da un problema con la regla.

Luego también podríamos decir que el útero está en medio de la pelvis, entre la vejiga, el colón, el intestino que le cae encima. Está apretadísimo y encima ¡se agranda! Pues lo mismo, si toda la parte visceral está también con tensiones, puede ser que el útero tenga más presión y también sufra.

Y luego viene la parte de lo que llamamos nosotros  “los tres diafragmas”. Que en este caso destaco dos (los tres son importantes siempre) que relacionan la parte fluídica. Los diafragmas regulan las presiones de las diferentes cavidades del cuerpo: abdominal, torácica y craneal. Si tienes mucha tensión en el diafragma abdominal esto aumenta la presión y el útero recibe más presión. Aparte del problema mecánico que hay aquí y como a los diafragmas lo atraviesan todas las venas, arterias -esto es todo el sistema circulatorio- la sangre no llega correctamente y se colapsa. Con lo que no se regenerará y acabará provocando dolores. Es una mezcla entre problema mecánico y fluídico.

E. En relación al sistema nervioso- emocional ¿Cómo lo explicas?

M. Por la dimensión nerviosa, el sistema nervioso autónomo, envía la información al útero. Así se relaciona el sistema nervioso central con la parte más visceral y da la información de cómo tiene que funcionar: ahora te engruesas, ahora ovulas, etc. Si estos nervios que salen, en este caso de la parte sacrohilíca, no funcionan bien , la información nerviosa no es correcta y el útero tiene un funcionamiento alterado. Esto a nivel de sistema nervioso. Y a nivel emocional, hablaríamos más de problemas de hormonas. Cuando hay un problema hormonal que relacionamos con dolores de cabeza y cosas así, entonces tratamos más lo que es a nivel del cráneo. Intentamos hacer que las glándulas que segregan las hormonas tengan los 3 puntos que te decía al comienzo: una buena posición a nivel cráneo- mecánica, que les llegue bien toda la sangre para que ellas puedan trabajar correctamente y que los nervios que lleguen a ellas no estén alterados. Un problema emocional ¿Qué hace? Aumento de serotonina, etc. A nivel global afectará también a nivel  hormonal con problemas de regla.

E. Vale, vale, vale. Todas las partes que tienen que ver se han de dejar liberadas, para que todo funcione de la mejor manera posible.

M. Exacto.

E. ¡Genial! Pero ¿Cómo consigues hacer esto? Todo muy bonito pero, ¿Cómo hacemos q la máquina funcione? ¿Puedes hacer una radiografía de una mujer de nuestra edad, de 30 años? ¿Puedes hacer una foto genérica de cómo estamos? Y ¿Cómo trabajamos esto? ¿Cómo lo haces tú?

M. Es importante distinguir entre una mujer que ha parido de una mujer que no ha parido. Una mujer que no ha parido, suele tener menos problemas a nivel de pelvis, entonces hay que mirar más su postura global. Lo que te decía antes de los 3 diafragmas: personas muy caídas, … Bueno, hacer una radiografía es muy complicado porque cada persona es única en un momento único. Esto es una clave de la osteopatía. O sea que la misma persona ahora que dentro de 2 horas puede tener una radiografía completamente diferente.

E. Este es un buen punto. Me gusta que la osteopatía entienda que cada persona en cada momento vital es diferente. Nuestro cuerpo está vivo y reacciona ante los impulsos del entorno con lo que en cada momento está diferente. Entonces pasamos de la radiografía. Pero, ¿Puedes señalarme qué es lo más común que encuentras en una mujer?

M. Lo más común son personas súper estresadas, súper tensas, con mucha tensión en diafragma abdominal que presionan la pelvis y con ello hacen que el útero sufra. También personas, a la vez, muy sedentarias con bloqueos de pelvis muy importantes porque están sentadas 8 horas al día delante del ordenador, con las piernas cruzadas – como yo ahora- Con esto bloqueas la pelvis y provocas que no haya movilidad, la sangre no fluye y las articulaciones tienden a bloquearse. Ya no funciona todo bien y comienza el estancamiento

E. Entonces el sedentarismo, las horas sentadas en la oficina con el culo pegado…afecta mucho, ¿verdad?

M. Un montón

E.¿Qué cosas podemos hacer en casa para desbloquear esto? Yo en casa estoy más de 5 horas seguidas sentada a lo indio delante del ordenador.

M. Fatal.

E. Jajajajaja. Ya sabes que estoy fatal. Pero, ¿Qué hago? ¿Me levanto y doy botes?

M. Lo importante es- si estás en la oficina es diferente- pero si estás en casa, lo ideal son las pelotas grandes de bobath con las que puedes articular toda la pelvis ¡van genial! La danza del vientre es súper buena. Salsa, cualquier baile en el que muevas las caderas. Incluso patinar. Cosas que no tengan impacto. El impacto machaca el útero y cuando son mujeres que ya han parido, esto mucho peor. Pero ¡claro! en la oficina esto no puedes hacerlo.

E. En mi formación de doula me explicaron que a la hora de parir, las bailarinas de flamenco y las corredoras profesionales, lo pasan realmente mal porque tienen el suelo pélvico machacado. Entonces las que corremos, queremos saber: ¿Qué impacto tiene esto en relación al suelo pélvico? Por ejemplo ya hay copas menstruales diseñadas para corredoras teniendo en cuenta esta situación especial. ¿Cómo ves tú lo de correr?

M. Es como todo. Si tú vas a correr 40 minutos, 3 días a la semana, con un buen calzado por una superficie que no sea asfalto, que sea más bien blanda … pues bien, si es que te gusta correr y si además trabajas tu suelo pélvico por otro lado con hipopresivos, ejercicios de Kegel y/o con bolas chinas, no hay problema. Si eres una corredora profesional, vas a tener el útero en las rodillas en 4 años. Esto es así.  El impacto es malo pero a lo mejor te va bien para la parte emocional. Tampoco lo voy a quitar. Hay que encontrar el equilibrio. Pero si me preguntas si es malo: sí, es malo. Lo que podemos hacer para que no sea tan malo es: una buena zapatilla con buena amortiguación, superficie más bien blanda y cuidar la técnica.

E. Vale. Voy a aprovechar para lanzarte una pregunta personal ¿Qué opinas de correr con zapatilla minimalista? 

M: Pues mira, la verdad es que no tenía mucha idea y ahora, a raíz de una conversación con compañeros de osteopatía con los que fui a comer este sábado, te diré que creo que no está mal. Porque lo que haces con las zapatillas minimalistas es trabajar mucho la propiocepción, entonces realmente el pie activa muchísimo más la sensibilidad y la transimisión hacia el cuerpo de tu apoyo, con lo que es mucho mejor. Lo que pasa es que no sé, sinceramente, hasta qué punto afecta esto en el impacto que recibes, porque el impacto, en principio, es mayor. Eso sí, la forma de correr ha de ser diferente. No puedes entrar con el talón. Has de entrar con el metacarpo, no con los dedos. Y así ya estás suprimiendo el impacto. Antes me llevaba las manos a la cabeza con estas zapatillas, pero empiezo a pensar que no es tan malo, pero te reconozco que no sé suficiente.

E. Sí, es totalmente cierto que has de hacer una adpatación. Yo llevo casi 2 años corriendo con ellas y tienes que aprender. 

M. Tienes esta parte muy buena, que es que aumentas la propiocepción del cuerpo y al aumentar ésta, todo se coloca mejor.

E. Para mí hablar de esto es importante, porque es algo que se explora, se investiga pero siempre desde el cuerpo masculino y a mí lo que me importa son las repercusiones en nuestro cuerpo. A la hora de hacer estudios se les olvida medir qué supone para nosotras, como el tema del impacto que aquí comentas.

M. Así es. Pero no sé suficiente de estas zapatillas.

E. ¡Tranquila! ¡No tenemos que saber de todo! Entonces volvemos al tema del sedentarismo y  tus recomendaciones. ¿Algo más sencillito para hacer en la oficina?

M. Lo mínimo es levantarte cada hora. Esto para todo, no sólo para el útero. Andar un poco. Cuando la gente fumaba era más sano a nivel pélvico (risas) En serio, ahora la gente está 3 horas delante del ordenador y ¡no se levanta! Hay unos programas fabulosos que te bloquean la pantalla, te graban lo que estás haciendo y no te dejan encender la pantalla hasta que han pasado 2 min. Pero sí, levantarse mínimo cada hora, andar un poco, moverse. Y luego lo típico de la hidratación, que es súper importante para la menstruación. Hay que hidratarse mucho. Beber agua siempre.

E. Otro hábito común en las mujeres: llevar tacones ¿Cómo relacionas tú los tacones con posibles dolores menstruales o dolores en la zona del sacro?

M. Los tacones, lo que hacen, es acortar toda la cadena posterior del cuerpo. Es un problema puramente mecánico. Acortan la parte posterior, la cadena posterior, lo cual provoca una anteversión muy importante de la pelvis.

E. ¿Qué es una anteversión?

M. Postura de culo en pompa. Entonces al tener esta anteversión el útero se anterioriza muchísimo y todo el peso le cae encima, más aún. Todos los problemas que hemos dicho antes de problemas mecánicos y circulatorios aumentan. A parte de que, luego, provoca bloqueos de pelvis y muchos dolores lumbares. El acortamiento de la lumbar da tensión en la cervical y con todo esto ¡ya tenemos el cuerpo hecho polvo!

E. Pero ¡un estilismo precioso! [ironía mode on]

M. Jajajaja. Sí, estilizan muchísimo.

E. Estilizan mucho, es verdad. Pero joden bastante. Pero cada una hemos de saber qué supone. Por eso es tan necesario saber esto, para saber el precio que te toca pagar. Que oye cada cual paga lo que quiera/pueda pero se ha de tener toda la información.

M. Luego también es muy típico las mujeres a las que el médico les dice que se han de quitar los tacones porque le van muy mal y lo pasan peor al quitárselos. Esto es normal, porque tienen la musculatura tan acortada que no se puede hacer en un día. Se ha de ir reduciendo el tacón, poco a poco, a la vez que se han de hacer estiramientos de la cadena posterior y relajarlo todo para que el cuerpo pueda asumir estos cambios.

E. Lo más típico puede ser nuestra postura. Cerrar las piernas, cerrar los hombros, cerrarnos al fin y al cabo ¿Esto qué problemas desencadena? Porque nosotras hemos aprendido a adoptar una postura concreta que es la de no ocupar espacio.

M. De esto hablas en tu libro y sí, genera problemas. Básicamente es problema circulatorio. Pues lo bloqueas todo. Para encajarlo con la aparición de miomas, cuando no llega bien la sangre y se queda estancada en un punto, puede aparecer un mioma o problemas en los ovarios. Entonces este cierre hace que la circulación no fluya y el estancamiento circulatorio es malo. Muy malo.

E. Muy malo. Osea que a la recomendación de toda la vida de “siéntate como una señorita, cruza bien las piernas, los hombros” ni caso. Hay algunas mantienen posturas imposibles. Esta postura, como comentas, tiene su precio. Entonces ¿Cuál sería la postura ideal, para que todo fluya?

M. La postura ideal es las rodillas dobladas, a la altura de las caderas, 90 grados. Más o menos, tampoco más. Porque más también estaríamos presionando las arterias. Los isquiones- los huesos del culo- bien apoyados. Es la postura súper correcta para que todo fluya bien pero es muy difícil de mantener 8 horas seguidas

E. Porque mientras hay que bailar salsa y moverse en la pelota y todas esas cosas…

M. Jajajaja. Eso es.

E. A mi lo que me va muy bien cuando tengo dolor menstrual, es ponerme de cuclillas. Los beneficios de esto…

M. Esto es porque desbloqueas toda la pelvis. Estiras el suelo pélvico, relajas, y abres las articulaciones. Como son partes muy tensionadas, en esta postura lo abres todo y se relajan los ligamentos, la musculatura y fluye toda la sangre. No es bueno estar siempre en esta postura pero para relajar es muy buena.

E. Otro hecho común a muchas, es que antes de que nos baje la regla, los 3-4 días antes algunas manchamos de color marrón. Es poquito flujo pero es sangre. Por un lado se debe a que el endometrio no se expulsa de golpe, sino que se tienen contracciones días antes pero también sé que esta sangre marrón es sangre oxidada y que tiene que ver con la postura del útero y que no está bajando correctamente. Es como si el útero no estuviese en su posición entonces…

M. Sí, esto es. La sangre se acumula y cuando hay sangre acumulada, rebosa. Esto suele ser porque el útero está “mal puesto” y hay como recovecos.

E. Cuando reubicas la posición del útero…

M. Dejaría de ocurrir esto que comentas.

Atenta a la 2ª parte.

Pic Art life

A Mónica la encuentras en Sabadell y en Sant Cugat del Vallès.

Su email de contacto es: monicavidaltomas (arroba) gmail (punto) com

Cada viernes me tienes en tu correo con trucos y reflexiones para gozarte por las 4 esquinas. Menstruar mola y yo te lo voy a demostrar.

Posted in: