Tu postura dice cómo está tu cuerpo y ¡tu útero!- 2ª parte

Entrevista a Mónica Vidal, osteópata

Seguimos con la 2ª parte de la entrevista a la osteópata Mónica Vidal.

La 1ª parte la tienes aquí.

E. Otro tema. Salgamos de la menstruación para ir a la ovulación. Lo que tiene que ver con la posición de los ovarios, las trompas de Falopio… ¿Qué nos puedes contar?

[Mónica se pone en una postura como de Cristo en la cruz, brazos estirados y el torso hacia delante]

M. Las manos son mis ovarios, los brazos son mis trompas, mi torso es el útero. Hay fijaciones, ¿Si? Todo esto está envuelto de un ligamento que se engancha entre ellos con el pubis, con el sacro y con el coxis. Es como una malla que lo envuelve todo. Cualquier tensión en estos puntos afecta al resto. Si el útero está caído (tira su torso más adelante) esto (las trompas) tira y los ovarios se van hacia atrás y duelen. Si, por ejemplo, hay un problema importante de estreñimiento, este ovario se tensiona (señala el ovario izquierdo) y todo lo demás se gira. Todo es uno (se mueve en bloque).

E. Pero, por ejemplo, los dolores en la ovulación que no se suelen tener en cuenta porque se supone que ovular no se ha de notar -algo falso porque si prestas atención te enteras (algunas mujeres tienen grandes dolores, tanto que acaban en urgencias)- ,esto ¿cómo lo explicas?

M. Que haya pequeños dolores es normal. Hay actividad y hay molestia. Bueno la molestia es normal y deseable porque conoces tu cuerpo y sabes cuando estás ovulando. Pero cuando hay dolores -dolores importantes- es porque algo no funciona bien, porque puede que haya pólipos en los ovarios. Hemos de saber qué ocurre.

E. Vamos, que si hay dolor hay que investigar, porque el dolor no es intrínseco al cuerpo de la mujer.

M. Eso es. Entonces puede ser que haya un problema intrínseco en el ovario: pólipos, quistes,… o puede que sea por tensión en este ovario. Cuando está ovulando, ¿Qué le pasa? Que aumenta la circulación en este ovario y tiene una pequeña inflamación natural, pero si uno de estos ligamentos del ovario está tensionado o el colón está apretando porque está lleno de caca, entonces es posible que haya dolor. Este caso es más tratable con osteopatía.  Si hay algún estancamiento y la sangre no fluye y se forma un quiste, dependendiendo del tamaño del quiste y demás, puedes tratarlo también con osteopatía pero muchas veces requiere un tratamiento médico. En ovario no tanto, pero en miomas sí que hemos reducido bastante con osteopatía, aunque algunxs ginecólogxs digan que no. Claro está que depende del origen de este mioma. Si es una malformación del tejido porque “le ha dado la gana” aún tendríamos que investigar las causas. Pero si es un problema mecánico de este útero, con osteopatía podemos hacer que se reduzca un poquito.

E. Entiendo que si acomodamos el cuerpo y ponemos las vísceras y todo lo demás en su lugar, entonces deja de haber presión y va a poder circular la sangre en la zona…

M. … y no se va a estancar y va a circular.

E. Pero esto es lógica. No es magia.

M. Sí, ¡claro!

E. Mónica esto que vamos comentando es lo que yo cuento de que “menstruar mola pero que en esta sociedad duele”, tratando de señalar así el peso de la cultura sobre nuestros cuerpos y cómo los entendemos, nos ayuda a poder hacer una revisión también de la postura; de cómo hemos aprendido a sentarnos con las piernas bien cruzadas, a llevar tacones, a estar sentaditas y no movernos, a contraernos ante el estrés…

M. Del estrés es muy importante saber la influencia que tiene sobre el sistema hormonal neuro-endocrino, que no sólo afecta a las hormonas del estrés, sino que afecta a todas y deja el cuerpo loco afectando así a la menstruación. Así que todo lo que comentas se ha de revisar. Cuando tengas un dolor menstruando- esto es un dolor importante que te inhabilita- es que algo no funciona bien. Tener molestias al expulsar el endometrio es normal, pero el dolor se ha de revisar. Las contracciones que tenemos para expulsarlo y el desgarro de la capa endometrial, se notan.

E. Y cuando algunxs ginecólogxs –lxs menos- explican que deberíamos tener la menstruación sin notar nada, sin darnos casi ni cuenta ¿Cómo lo ves tú? ¿Qué cosa tenemos con eso de notar o no notar el cuerpo? Porque parece que cuando notas algo es malo. Es como ¡Oh no, mi cuerpo está vivo! ¡Estoy notando cosas! Debe ser el resultado de vivir todo el tiempo en la cabeza  que, cuando notamos el cuerpo, nos asustamos.

M. Notar no es malo si no es doloroso. Notar es sano. Hay que notar. Pero es que también, antiguamente, o no nos escuchábamos tanto o no había, a nivel social, este conocimiento. Pero ahora conocer tu cuerpo es bueno. Antiguamente la mujer tenía que trabajar en casa o en el campo, no debía pensar en nada más. El cuerpo no existía y no podías sentir dolor porque tenías que seguir trabajando y haciendo las cosas como un hombre. Conocer tu cuerpo y saber cómo solucionar tus problemas es bueno. Si notas más podrás encontrar más soluciones a tus problemas.

E. Notar el cuerpo nos ayuda a reflexionar y a pararnos para sentirnos. Pero otra cosa diferente son los calambres horrorosos, los dolores desgarradores, en los que hay sufrimiento. Esto no es normal. El dolor es como el amor: subjetivo. Cada una tiene un umbral y hay una diferencia enorme entre dolor y sufrimiento.

M. Para valorar el dolor hay una herramienta muy valiosa que es la Escala Visual Analógica . En la que se evalúa del 0 al 10. 0 es nada de dolor y 10 mucho dolor. Lo que para ti es un 2 para la otra es un 8. Si lo vives como un 8 pon solución a este problema. Lo importante es cómo vives tú el dolor. Y a partir de ahí tomar las medidas adecuadas para remediarlo, si crees que lo necesitas. También puede haber dolores que vayan conmigo y yo decida asimilarlo e incorporarlo en mi vida…

E. Yo aquí pienso que lo que comentas nos puede tender una trampa, porque, por ejemplo, yo soy un nivel… vamos, nivel burra, con lo que puedo tener algo muy grave y valorarlo como un 2. Y creo que muchas mujeres, por cultura, hemos aprendido a minimizar el dolor con lo que esto se me antoja difícil, pues igual padeces una enfermedad grave…

M. Sí, cierto. Tú vives algo grave como un 3 y vas a una osteópata y te dice es un 8. El caso que cuentas es problemático. Pero también está el caso de la que lo vive como un  8 y al valorarlo no es tal. Esto tiene que ver con los niveles de estrés.

E. La mujer y el dolor es una relación muy antigua. Me viene a la cabeza  la imagen de las señoras mayores compitiendo con sus enfermedades a la salida del médico. El dolor es orgullo de mujer. La mujer, la gran sacrificada… Todo lo que hemos mamado en relación a ser mujer y tener el dolor en los cromosomas XX. Pero bueno, volviendo a nuestro tema y ya para terminar: ¿Algún consejo para prevenir todo lo que hemos estado hablando de postura y demás?

M. ¿A parte de ir al osteópata? En serio, pocas personas entienden nuestro trabajo desde la prevención y esto es fundamental.

E. Esto es verdad. Hasta que no tenemos la vajilla rota no nos da por pedir ayuda.

M. Bueno, a parte de ir al osteópata, es importante: moverse, andar, bailar salsa, danza del vientre, …mover todo el sistema pélvico es lo más importante. Trabajar a nivel de suelo pélvico con ejercicios de Kegel y las  bolas chinas que son muy buenas para trabajar esta zona. Si el suelo pélvico está bien y aguanta bien todas las presiones del abdomen, el cuerpo estará mejor y se situará mejor. Así que importantísimo trabajar el suelo pélvico.

E. Moverse, trabajar el suelo suelo pélvico…

M. Luego el pilates que está tan de moda, es muy recomendable porque trabaja la musculatura interior del cuerpo que es la que aguanta la postura y esto es muy necesario. En cuanto a máquinas de gimnasio, la elíptica es un buen invento. Eso sí hacer abdominales está prohibido. Totalmente prohibido. Tienen que ser isométricos o hipopresivos, pero las abdominales de toda la vida no, nunca para la mujer. Porque lo que hacen las abdominales es aumentar toda la presión en el suelo pélvico, y si además lo practican mujeres que han parido, mucho peor.

E. ¡Con la de abdominales que habré hecho! Pero claro es que el deporte está desarrollado desde el masculino, así que si a ellos les va bien pues ¡listo! Pienso en aquellas mujeres que después de parir buscan perder barriga (frase típica) y se ponen a hacer abdominales…

M. Sí, es común, lo que no saben son las consecuencias de esto, que son para toda la vida. Tendrás una barriga plana pero…

E. Como siempre el reclamo estético con sus altos precios.

M. Una postura dice mucho de cómo está el cuerpo por dentro.

E. Sí. Eso es.

M. Es mucho más importante trabajar el cuerpo desde dentro para que todo se coloque bien, que no trabajarlo sólo desde fuera.

E. Esto va como siempre: primero el interior y luego el resultado se reflejará fuera.

M. Es como una tienda de campaña, si tú no tienes los palos bien puestos la tela, la tienda se te va a caer a mitad de la noche cuando llueva. Si la base no está bien, si la  estructura no se trabaja de forma correcta, el resto se cae.

E. Para las corredoras…

M. Es mucho mejor si has trabajado la parte interior y tienes los abdominales transversos bien, de este modo el suelo pélvico aguantará bien el impacto. Eso sí, por favor señala en grande esto:

El Step está prohibidísimo.

E. ¿En serio? Si es deporte femenino por excelencia.

M. Sí, el mismo. Tengo a muchas pacientes de 50 años que son fanáticas del step y tienen una incontinencia brutal. El step debilita muchísimo el suelo pélvico. Lo machaca.

E. Es que esto del suelo pélvico, es curioso, porque parece que sólo lo tenemos presente cuando vamos a parir o cuando nos acercamos a cierta edad. Las que no somos madres y no rondamos la cincuentena,  tendemos a no prestarle atención. De nuevo el enfoque reproductivo sobre nuestros cuerpos. Si no es por temas de maternidad, no me intereso. No me acerco. Cuando la Tenaleidi está ahí, llamando a nuestra puerta…

M. Exacto. Mujeres deportistas con incontinencia son muchísimas.

E. El deporte se practica y estudia en masculino…

M. Sí, aunque ahora estamos empezando a especializarnos. Están los hipopresivos, el pilates…

E. Oye y los hipopresivos, ¿Van tan bien?

M. ¡Sí! Son femenomenales. En fisioterapia, de ginecología, es lo primero que aprendes. Ahora son el “gran amigo de la mujer” pero esto debería de llevar años siéndolo. Piensa que la zona del útero es el centro del cuerpo. El centro del cuerpo de gravedad está justo delante del sacro. Si esto está mal, todo el cuerpo está mal. Pero esto ocurre también en el cuerpo masculino con las diferencias corporales que hay entre ambos.

E. La parte prohibida, la parte que no podemos tocar y que sólo atendemos si se trata de parir, resulta ser la clave de salud de nuestro cuerpo. Y nosotras sin saberlo vamos machacando la zona, pasando por alto sus necesidades…

M. Luego podríamos hablar largo y tendido de la relaciones sexuales pero esto ya es un temazo. Anorgasmias, dolores, … son otro mundo.

E. ¡Buf! Se me ocurre con esto de la postura que vamos comentando, lo relativo a la parte mecánica, que tenerlo tan fastidiado puede provocar que se acaben pinzando nervios y que dejemos de sentir durante las relaciones sexuales.

M. Esto es.

E. Es todo un mundo. Y todo esto por no trabajar desde dentro, por no mirarnos, no tocarnos,…

M. Sí, muy cultural. La gente no se toca.

E. Así es. Hay que tocarse más. Yo siempre lo digo. La cultura marca la postura de nuestro cuerpo y cómo nos relacionamos con él.

M. No olvidemos que el orgasmo es fundamental para aumentar la circulación en esta zona. Que en realidad es de lo que trata éste. Con lo cual es bueno y necesario tener orgasmos para la salud físcia y mental.

E. Así que para amortiguar los dolores menstruales si estamos en el momento de calambre fuerte, el orgasmo es clave ¿Qué mas nos propones a nivel de postura?

M. La postura de cuclillas o la postura de tumbada boca arriba con las rodillas hacia ti, todo esto abre toda esta parte y relaja la zona. También puedes apretarte a nivel sacro, en las lumbares, porque se distiende y porque das información a los nervios. Si los nervios están muy saturados, los sobreestimulas y ellos se dan cuenta de que tienen que ponerse a trabajar.

E. Si lo piensas, todas estas posturas las adoptamos de manera instintiva. El cuerpo lo hace solito.

M. Antes de terminar quiero hacer un apunte sobre las mujeres que han parido, porque hemos dicho al comienzo que son diferentes de las que no han parido.

E. ¡Claro!

M. Es un tema largo, pero como apunte decir que es diferente si has parido vía vaginal o por cesárea. Aquí es importante el trabajo de la osteópata en el embarazo, pues se encarga de hacer que todo fluya bien para que acabes pariendo de la mejor manera posible. A parte de todo lo que podemos hacer en esta fase, es importante señalar que cuando una mujer pare, la pelvis hace un giro para expulsar al bebé y luego tiene que retroceder (la pelvis) y quedarse en posición estable. Esto, en partos que son provocados, en los que el sistema nervioso-endocrino no está activado de manera natural, la pelvis a veces no retorna a su posición. Lo que provoca que, a la larga, haya torsiones en la pelvis y en el útero, trompas de Falopio y ovarios, provocando que haya dolores menstruales. Son habituales los comentarios de mujeres que dicen haber parido muy bien pero que, después del parto, presentan dolores menstruales y con ello están señalando este problema.

E. Pero ¿No decían que lo mejor para el dolor menstrual era tener una criatura o tomar la píldora? [irónica]

M. Jajajaja ,sí. Esto pasa en partos provocados. En cesáreas, el cuerpo ya va muy loco. Hay muchísimas alteraciones de pelvis, aunque alguna tiene suerte y consigue que le retorne a su sitio. Pero en muchos casos, la pelvis no hace el movimiento de expulsión y mucho menos el de vuelta a la normalidad, porque han sacado al bebé, así que pueden acabar con problemas de menstruación y/o de lumbares.

E. Esto es un temazo. Nos queda por ampliar este tema y el de la sexualidad. Por ahora nos quedamos aquí. Se me ocurre que podríamos vernos de nuevo, ¿Te parece?

M. ¡Me parece!

Pic  Designspiration

A Mónica la encuentras en Sabadell y en Sant Cugat del Vallès.

Su email de contacto es: monicavidaltomas (arroba) gmail (punto) com

Hoy es el último día para sumarte a la gran aventura de conocer tu cuerpo desde dentro y gozarte desde todas las esquinitas. Tienes toda la información aquí mismo.


Posted in: