Ellas dicen

mujeres como tú y como yo, te cuentan su experiencia

Estas palabras nacen del cuerpo de mujeres que han decidido participar en las sesiones on line Las 4 mujeres que soy en las 2 ediciones anteriores. Son igual que tú, igual que yo. Mujeres con miedos, inseguridades pero con kilos y kilos de fortaleza. Mujeres con dolores menstruales, mujeres irregulares. Mujeres con el deseo de ser ellas las protagonistas de su vida. Mujeres de más de 7 países diferentes y de 3 continentes. No están todas las que son, porque ya son muchas. Pero las que están, tienen mucho por contarte.

Sumergirse en el autoconocimiento de ti misma es una aventura cotidiana necesaria y motivadora. Cuestionarnos la cultura, mientras conocemos cómo ésta se integra en nuestros cuerpos y cómo acompaña a nuestros sentimientos y a nuestros ciclos, es un paso necesario para empoderarnos en nuestro cuerpo, arraigarnos y crecerlo (desde dentro). Este camino, de la mano de Erika ha sido sereno, seguro y fascinante. Os animo a recorrerlo.

Carmen

La experiencia de Encarna:

Este curso es la herramienta ideal para conectar contigo misma, para descubrir porqué a veces te sientes rara o no te aguantas a ti misma o simplemente, ¡te crees la reina del mambo! Te ayuda conocer tu cuerpo e investigar y a comprenderte mejor. ¡Es un super regalazo que tienes que hacerte, ya!!

Anónima

Recomiendo muchísimo este curso. Detrás de él hay una magnífica profesional de la educación y una inmejorable investigadora del ciclo femenino. Poder, a través de él, profundizar aún más en cada una de las fases de mi ciclo me ha reconciliado conmigo misma y me ha hecho sentir cómoda en mi piel y en mis mujeres predominantes. Sea cual sea tu relación con tu ciclo, ¡no te lo pierdas!

Cristina

Es el mejor regalo que me he hecho nunca. Conocer sus reflexiones, meditar sobre las mías, pero sobretodo darme la posibilidad de pensarme, de tomarme tiempo para mí, a pesar de tener bien clara la teoría sobre lo que es ser mujer, permitirme ser mujer y persona. Sin temer a mis errores, porque tras el susto poder detenerme a reflexionar en los pasos que me han llevado a ello. Armar un puzzle en el que aún estoy entretenida, que son las mujeres que habitan en mí, su relaciones, sus reacciones, sus circunstancias biopsicosociológicas, pero con la única presión y expectativa que yo desee marcarme en cada momento de mi vida.Vivirme desde todas ellas.
Saborearme, amargarme, odiarme y accionarme, reaccionando a lo que podía sentir con cada texto; Erika lo ha conseguido sólo con sus palabras, ¡brujilda deliciosa!.

Sandra

Me ha encantado todo este tesoro de información. Me ha ayudado, no ya a conocerme más, sino a poder reconocerme en cada fase y darme permiso para ser así y no autovetarme. Gracias a este viaje (muy duro, pero también precioso) me he atrevido a despojarme de prejuicios sobre mí y he soltado mucho lastre. Un camino muy emocionante, un re-descubrir.

Anónima

¿Un viaje serio y profundo de autoconocimiento es posible a través de la red? Sí, me ha sorprendido. Erika lo ha hecho posible, y además mimando cada detalle, acompañando cada tramo, dando ánimos y con total respeto a los tiempos de cada una. Una gozada.

Mónica

Recomiendo este precioso curso de autoconocimiento a todas las mujeres que tengan la curiosidad y el valor de querer indagar y sumergirse en ellas mismas y sus ciclos vitales. ¡Muchas gracias Erika por este maravilloso camino que haces junto a miles de mujeres en el mundo!

Paula

Este curso debería estar en el planning de estudios de cualquier escuela, universidad o centro de estudios. Un curso que te brinda herramientas reales para autoconocerte, lejos de gurús, guías y expertas, un curso que cada una se hace a SU medida, donde la única capitana es una misma. Lo recomiendo por la calidad del material, la información, la organización, las explicaciones detalladas, las buenas dinámicas.

Gemma

Soy Dorleta Oregi, una ingeniera hip-hopera, que está encantada de haber hecho este curso. ¡¡Lo recomiendo totalmente!! Podría llamarse: “Sesiones de profundización – Las 4 mujeres que soy”, o “cómo entenderme a mí misma”. Ha sido todo un descubrimiento ¿Por qué? Porque ya casi no tengo dolores menstruales (con lo mal que lo pasaba). Porque es increíble que no supiera lo que estaba ocurriendo en mi propio cuerpo. Porque al entenderlo, todo cambia y empieza el camino del gozo y el amor. Porque ¡¡te lo mereces!! ¡¡¡Anímate!!!

Dorleta

Recomiendo ampliamente este curso, con mucha confianza online, porque a veces se sentiría que como es en línea no será tan bueno pero, no. De verdad que está tan bien hecho y pensado que te lleva de la mano mejor que un curso presencial, porque así vas a tu tiempo y desde tu espacio. A mí, como madre de 2 chiquitos, no me queda mucho tiempo y así, on line, sí. Es muy efectivo el tiempo invertido y no es tanto lío como si fuera presencial entre el ir, venir, no faltar, etc…Aquí fue cuando podía y en dónde podía. Si salía de fin de semana, en la carretera, iba viendo los videos; en el hotel hacía mis reflexiones semanales y, a cualquier hora, toamaba mis ejercicios a ¡¡¡mi tiempo!!!. Es perfecto.

Marysol

Nadie me lo había contado con tanto mimo, paciencia, amor, libertad y pasión como Erika. No tenía ni idea de lo asombroso, complejo y disfrutón que es mi cuerpo. Después de las sesiones acepto y respeto también mi dolor y mi necesidad de oscuridad periódica y de descanso. Estoy haciendo un esfuerzo grande grande por librarme de la culpa, no me había dado ni cuenta del peso que tenía en mi vida, de lo bien que le viene al sistema. He descubierto que ni yo ni las mujeres que conozco estamos locas, sino que vivimos en un sistema que nos vuelve locas porque pasa olímpicamente de nosotras y de nuestro cuerpo. Ahora atiendo y entiendo que adaptarme a mis propios ritmos corporales-hormonales no es renunciar a mi libertad, sino descubrirlo. Liberador, fresco y revolucionario. Gracias gracias gracias.

Anónima

Las sesiones online de Las 4 mujeres que soy son como si Erika pudiera acercarse un poquito más a donde tú estás para acompañarte en esta aventura con una taza de té en la mano, mucho mimo, respeto, reflexión potente, información útil y crítica, ganas de compartir experiencia y conocimiento. Es una invitación a descubrirte, respetarte y gozarte. El taller le da la vuelta a la relación contigo misma, y por supuesto también a tu relación con el mundo. Es catártico y sanador, renovador, impulsor, revolucionario, ameno y divertido, todo en cóctel. Acabas siendo una mujer nueva. Y esto sólo es el principio de un largo camino, en TU mundo y en EL mundo.

Clara

Recomiendo Las 4 mujeres que soy porque vas a entender cosas que deberían explicarte en el colegio y ¡oh!, sorpresa: nadie te ha explicado. La única forma de luchar en esta revolución de nuestros cuerpos es empezar por saber dónde tienes el pie derecho y donde el ojo izquierdo. Y tu coño, ¿dónde tienes tu coño?

Anónima

Me sorprende la cualidad de los encuentros de mujeres y cómo se constituyen con una fuente inagotable de conocimiento y de crecimiento entre nosotras. Conocer a Erika Irusta ha sido increíblemente inspirador, tanto para mi camino personal, como para mi camino profesional. Generosa, valiente, dedicada, lúcida son adjetivos que se me vienen a la cabeza cuando pienso en ella. Imposible no recomendar a todas las mujeres espacios de conocimiento como los que ofrece El Camino Rubí y, además, con una joya de facilitadora como es Erika ¡¡No tiene desperdicio!!. Gracias Erika por tu dedicación y trabajo, por mostrarme que es posible trabajar en estos temas y tener un trabajo que tenga sentido. Gracias por acompañarme en este espacio de autoconocimiento y ayudar a descubrirme nuevamente mujer.

Anónima

Un imprescindible para mujeres que desean sentirse, entenderse, gozarse y empoderarse. Y un gran regalo para nuestras hijas.

Sandra Duran

Este material debería de tener cabida en ciclos de primaria, y sí o sí, en la etapa de la ESO. Es un material que te ayuda a conocerte, lo que previene malentendidos y conflictos internos y sociales en la mujer adolescente.

Anónima

NOTA: Todos estos testimonios están tomados del cuestionario de mejora que propongo al final de las sesiones on line. Algunas de ellas prefirieron permanecer en el anonimato y otras, en cambio, pusieron su firma. Anónimas o no, sus palabras son oro pues gracias a ellas yo voy aprendiendo y mejorando día a día.