Isla Erika

Hoy partió mi último boletín a los buzones de las suscriptoras. Me daba un repelús enorme compartir el escrito que les /os he enviado porque es el proceso real de cómo a través de la escritura he podido comprender qué me está pasando. Este viernes me senté a escribir de una maldita vez el segundo boletín del año. Erika, vas con retraso, debería ser el 6º boletín y sólo es el segundo, menuda manera de llevar tu trabajo, querida. Me decía mi Señorita Rottenmeier. Después de escribir/ escribiros el mes de mayo para informaros de que no podía más con mis tiempos marcados, con mis dinámicas bien definidas porque estaba- estoy en un proceso de rompimiento constructivo, me senté a escribir algo con sentido, algo que pudiera ser de utilidad para vosotras y para mí. Pero no me salía nada. Nada de consejos, nada de pistas, nada de críticas para construir- destruir. Nada de nada. Sólo silencio. Poco a poco fue naciendo una palabra y con ella una frase pero ésta hablaba de mí, de mi intimidad más bruta, la menos pulida. Pensé en parar pero si lo hacía, sentía que jamás volvería a poder escribir nada. Nada que acompañase, nada que tuviera un fin de relación con la Otra. O me dejaba hacer por las palabras o éstas no vendrían a mí cuando yo las necesitara para comunicarme. Así que seguí escribiendo, casi vomitando, hasta terminar comprendiendo in situ lo que me estaba ocurriendo.

Este boletín, este texto es una experiencia viva de comprensión de mi propio proceso a través de la comunicación con vosotras. Me atreví a romper mi silencio en torno a México. Me atreví a escribir desde donde me ubico ahora. Me atreví. Sólo eso.

Me gustaría, mucho, infinito que pudierais leerlo. Que pudieras leerlo. Porque necesito hacerme entender. Ser comprendida para poder seguir creando sin reservas, desde esta ínsula en la que me he convertido.

Si estás suscrita lo tienes en tu email desde muy prontito. Si no lo estás, te puedes suscribir desde el formulario de la columna de la derecha y en un ratito te llega.

Día 24: medusa premenstrual

Pic Jebba

Tags:

Conocerte es vivirte. Vivirte es amarte. Amarte es ser libre.

 

© 2010-2017 el camino rubí - todos los derechos reservados || Registrado en Safe Creative

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?