La Gran Olvidada: la Fase Preovulatoria

Pese a ser una de las fases con la que más nos identificamos y aquella que nos hace sentir que ‘todo lo malo ha pasado’ (hasta dentro 15 días), no la tenemos en cuenta porque: Si no duele, no existe.

¡Mal!

Una ‘buena’ preovulatoria,

nos permite transitar a las siguientes fases de manera más fluida, pero ¿qué es una buena preovulatoria? y ¿Cuándo es esta fase?.
Una buena preovulatoria es aquella preovulatoria que la dejamos ser como es o cuanto menos, intentamos darle el espacio que demanda.
Esta fase es la siguiente a la fase menstrual. Va desde las ganas de comerte el mundo hasta el ‘me lo/la voy a comer a bocaos’, esto es: hasta la ovulatoria.

(Para ubicar tus fases lee el artículo: Cómo funciona el ciclo menstrual)

Momento: ‘Me voy a comer el mundo’

Es ese momento mágico de salir de la madriguera y ver el mundo con las gafas de arco iris. Tenemos fuerza, energía, chispa. Nuestro cerebro parece que ha vuelto a su sitio (en las otras fases estaba en un lugar genial, no te vayas a pensar), los pajaritos cantan y por las nubes pasean unicornios de colores (o no).

Fiesta del estradiol.

Corretea, juguetón, por nuestras venas y por nuestro cerebro dejándonoslo bien abonado, con lo que tenemos la Súper Fuerza para parar trenes, salir a correr, cumplir los propósitos del año, estudiar, trabajar, leer, ir-venir-salir, explotar y volvernos a recomponer. Somos Hulka

Al mundo le gustamos así,

pero sólo un ratito, pero le gustamos porque la actividad descontrolada siempre es bienvenida. Con lo que nos sentimos reales, como si nuestra premenstrual fuera la peor versión de nosotras, porque nosotras ‘somos ésta’. ERROR. Somos todas y cada una. Y ésta, que también somos, nos lleva a lugares en donde no queremos estar, como es el de la independencia. Y si eres madre o tienes personas a tu cargo y cuidado, sabes por dónde voy. 

¡Mierda, no soporto a la gente!

Ni siquiera a mi hijx, ni a mi pareja, ni a mis amigas. A nadie. Que desaparezca la gente con sus problemas. Porque quiero estar a mi rollo.
Esta actitud es muy propia de esta fase y nos genera culpa de la gorda, porque nuestra independencia está bien si la apagamos ‘cuando conviene‘. El deseo de irte al cine sola a ver The danish girl compite con la obligación de cuidar a tu madre. Lo bueno/horror de la Indomable (así llamo yo a mi preovulatoria) es que cede hasta un punto, después de éste (y tras duras negociaciones) no cede ni un ápice porque sabe que necesitamos espacio y tiempo para nosotras. Un cuarto propio, que decía la Woolf.

En la negociación está la clave.

Te puede parecer una locura hablar contigo de ti, pero es una buena estrategia el poder visualizarte hablando con tu Indomable. A mí me va muy bien hacer listas con ella de lo que puede (podemos) y no puede hacer en ese ciclo. Si nos toca escribir todo el día, le pido su cerebro hiperintelectual a cambio de ir a la tarde a la tienda de vinilos. De esta manera no invisibilizo las necesidades que tengo, sino que las reubico. Si vives o trabajas con adolescentes, estoy segura de que te será fácil encontrar estrategias útiles. La clave está en dar valor a sus deseos y dejarnos guiar por su potencia. Si hacemos esto, transitaremos el resto de las fases con menos frustración.

Lo que no hagas en la preovulatoria, tu premen te lo echará en cara.

Esto es cierto. Todas ellas cuidan de nosotras, pero la preovulatoria y la premen son muy buenas amigas. Así como lo son la ovulatoria y la menstrual. Se entienden mejor entre ellas. Las chichas Pre se esfuerzan en que hagamos lo que necesitamos y deseamos. Nos meten mucha caña con ello y si nos desoímos nos lo señalan sin miramientos. Así que no se te ocurra olvidar a tu Indomable porque no duela. Si ella es feliz, también lo serán las demás. Y recuerda que todas ellas, eres tú 😉

Pic

 

Si quieres conocerte de arriba a bajo y gozarte por las 4 esquinas: ¡Vente con nosotras! Cada viernes, en tu buzón.

Tags:

Conocerte es vivirte. Vivirte es amarte. Amarte es ser libre.

 

© 2010-2017 el camino rubí - todos los derechos reservados || Registrado en Safe Creative

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?